Toda una campeona de España de Maratón como Estela Nasvacués indica que “el ser capaz de correr con éxito 10 km es todo un reto personal, que mucha gente asume, pero que para alcanzarlo es necesario entrenar bien y con cabeza”. Así que partiendo de esta base has llegado a ese momento en el que el cuerpo te pide dar el salto. Todo esfuerzo tiene su recompensa, y eso de salir a correr tres o cuatro días a la semana con constancia te ha permitido progresar como corredor hasta tal punto que tu próximo desafío será enfrentarte a tu primera competición: una carrera 10k como la que puedes encontrarte en la primera edición de la Bilbao 20km del próximo 18 de septiembre.

bilbao20km

Estela Navascúes, campeona España maratón 2014

Sin embargo no todo queda simplificado a reservar dorsal para la cita, calzarse las zapatillas de running y ponerse a correr. Sí, cierto es que con tus entrenamientos habituales ya estás más que acostumbrado a los impactos y a los movimientos naturales de carrera, e incluso a padecer cierto sufrimiento con el paso de los kilómetros. Pero el reto de enfrentarse a tu primera 10k exige un plan de entrenamiento bien planificado y pensado. Como apunta nuestro particular entrenador de atletismo, Imanol Loizaga, campeón de España de Maratón de Veteranos, la preparación para una carrera de 10 kilómetros “son al menos necesarios un mínimo de 3 meses. Nuestro organismo necesita una fase de adaptación que no debemos saltarnos. Hay que cumplir unos plazos y para una persona que empieza a correr, completar una carrera que le puede suponer, incluso por encima de 60 minutos de esfuerzo, no es un aspecto que haya que tomarse a la ligera”.

Nasvascués también señala que “antes o durante el plan de entrenamiento es conveniente hacerse un chequeo médico para destacar cualquier tipo de afección cardiaca u otro tipo de problemas físicos que nos impidan desarrollar ejercicio físico alguno”. Con esa vertiente médica asegurada y con el apto para correr, el siguiente paso a seguir nos lo marca el propio Imanol Loizaga, que hace hincapié en “empezar por un acondicionamiento general, como en toda preparación, para ir ganando en resistencia y fuerza, y, posteriormente, incorporar cambios de ritmo, fuerza específica y ritmos de entrenamientos más exigentes”. La idea no es otra que vayas de menos a más. Deberás ir aumentando la distancia, sin prisa pero sin pausa.
¿Debo marcarme objetivos en mi primera 10k?

Otra de las líneas maestras que nuestro coach pone encima de la mesa, y que puede ser un buen método a la hora de prepararse para correr tu primera carrera de 10 kilómetros, consiste en “correr una de menor distancia, como por ejemplo un 5k, que te permitirá conocer el ambiente y las sensaciones, pero también aprenderás a colocarte en tu sitio y empezar a gestionar ritmos de carrera, entre otros aspectos”.

Por cierto, detalle importante. Ya te visualizas, listo y dispuesto, en la salida de la Bilbao 20km del 18 de de septiembre. No te preocupes, porque ese gusanillo en el estómago, y los nervios son lógicos y normales, y éstos desaparecerán al poco de empezar a correr.

Llegados a este punto, aunque sea tu estreno en la distancia de 10k, es probable que te marques ciertos objetivos en la carrera, pero “si somos debutantes nuestro único objetivo debería ser acabar en buenas condiciones y con buenas sensaciones para que según crucemos el arco de meta empecemos a pensar en nuestro próximo reto. Esa es la motivación que debería impulsarnos, no una marca en concreto. Ya habrá tiempo para ello”, matiza Imanol Loizaga.

Así que ya los sabes, piensa en que estás preparado para el reto de correr la prueba de 10k, deja que los corredores más experimentados y competitivos vayan por delante, y a pesar de que pierdas su estela, no te desanimes. Tú concentración máxima en la carrera, a tu propio ritmo, y a disfrutar. Esas serán las tres claves básicas para que te sientas como un auténtico héroe cuando cruces la meta de la Bilbao 20km.